¿Cómo hacer un masaje genital?

El masaje a los genitales masculinos es un arte que no tiene relación con la masturbación y que, bien ejecutado, consigue provocar orgasmos muy intensos. Es importante destacar que si en la masturbación se busca como único objetivo alcanzar el orgasmo, y en el masaje se busca estimular distintas zonas de los genitales para provocar sensaciones y aumentar el nivel de energía sexual que permitirá a la pareja tener una relación más creativa, más intensa y más placentera.

Partiendo de esta base, comenzamos a glosar una serie de consejos prácticos para conseguir llevar a cabo un masaje genital inolvidable.

Técnicas para hacer un masaje a los genitales masculinos

escortImagina, por un momento, que estás por ejemplo en Bilbao y buscas en Internet escorts en Bilbao para contar con los servicios de una profesional. Te ha dejado enamorado su técnica para masajear tus genitales e incluso te has sorprendido sintiendo sensaciones nuevas con una de ellas. ¿Por qué? Pues porque los hombres solemos poner barreras a la sexualidad con una serie de conceptos ciertamente inapropiados.

A buen seguro, la escort se habrá centrado en zonas como los testículos, el perineo -zona entre el final del escroto y el ano- y, sobre todo, en provocarte un gran placer. También habrá usado un lubricante para suavizar la zona y conseguir desplazar sus manos con mayor facilidad. Pero ¿qué ha hecho exactamente?

La técnica varía según cada persona, pero tiene una serie de puntos en común:

– Suele comenzar por los testículos, masajeando con suavidad y aumentando la presión, pero siempre controlando los movimientos. En algunos casos, hay hombres que sienten un gran placer solamente recibiendo suaves caricias en el perineo, así como al final del mismo, en la zona que rodea al ano.

– Cuando el pene entra en erección, puede pasarse a masajearlo, pero olvidando el clásico movimiento de arriba y abajo. Es conveniente centrarse en las zonas más olvidadas, como la base del pene o el tronco del mismo. Cambiando la intensidad de la presión es más sencillo lograr la excitación. En concreto, el punto intermedio del glande, correctamente estimulado, provoca gran sensación de placer.

– No solo hay que usar las manos. Al tener lubricante, la escort podrá usar también sus pechos, sus nalgas e incluso sus pies para masajearte tan importante zona.

También si andas por Barcelona y quieres que te hagan un buen masaje genital puedes visitar Elixir BCN, un centro de masajes eróticos en el que podrás vivir alguna de tus mejores experiencias.

A todo lo anterior habría que añadir que has de estar siempre relajado, sin pensar que tienes que terminar eyaculando sino que has de centrarte en sentir, en recibir sensaciones distintas de partes de tu cuerpo inéditas para los más clásicos y conocidas para los más activos.

Un masaje genital puede ser el principio de todo

preliminaresUn buen masaje genital puede convertirse en el perfecto preliminar para una relación sexual más profunda o en una simple forma de relajarse. Recuerda que las técnicas pueden completarse con la imaginación de las personas que las ejecutan y también con la tuya propia.

La combinación de todos estos factores dará como resultado un masaje tan relajante, si así lo deseas, como estimulante para ambos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*