Usar Bolas Anales

Las Bolas anales, conocidas también como bolas tailandesas, se presentan en la actualidad como un juguete de estimulación que puede ser usado indistintamente por cualquier sexo y al no ser tan agresivas con la zona se presenta como un accesorio ideal para la etapa de calentamiento. Es de los juguetes para adultos más usados junto con los vibradores.

Si quieres experimentar con estas bolas se aconseja que conozcas aquí algunos aspectos importantes de ellas.

bolas-anales-vibradoresConociendo las Bolas Anales

Si vas a adquirir un complemento de este tipo para tus relaciones lo ideal es que sepas los materiales en los cuales se fabrican. Estos son popularmente hechos en silicona, aunque también pueden encontrarse en metal.
El beneficio de las Bolas anales hechas en silicona es que este es un material que se deja higienizar con mucha facilidad. El metal también permite hacer una buena higiene, pero es recomendado para los casos donde se prefieren penetraciones más intensas.
Cualquiera que sea tu elección, lo que si se aconseja es que se elijan juguetes que no sean hechos en materiales porosos y que no presenten folatos. Lo ideal es que sea un material liso, para que de esta forma no almacene bacterias en los poros y al mismo tiempo se evitan irritaciones.

Recomendaciones Para Usar las Bolas Anales

Si te has decidido a hacer uso de estas bolas se aconseja que sigas las siguientes pautas:

• Lo primero que has de considerar es que estas bolas se usan durante el acto sexual con el fin de aumentar el placer de la pareja. Con ellas se pueden tener orgasmos mucho más intensos. Igualmente ha de tenerse en cuenta que su uso se puede dar de forma simultánea a la penetración vaginal.

• Además, hay que destacar que tienen como fin principal ayudar a dilatar la zona del recto, como preámbulo a la práctica del sexo anal.

• Al momento de hacer uso de estas Bolas anales se aconseja buscar una posición cómoda, que te ayude a relajar los músculos de la zona anal.

• Es esencial que se haga uso de un buen lubricante de base acuosa, para aplicar sobre las bolas y el ano.

• Luego, al irlas a introducir, ha de hacerse con un movimiento ondulante. De esta forma su inserción se da de forma más fácil.

• Igualmente, debes saber que puedes dejar las bolas insertadas. En el caso de haber elegido unas bolas rígidas se puede hacer movimientos penetrantes.

• También, es necesario tener en cuenta el diámetro de las bolas elegidas. Estas se pueden encontrar en el mercado actual con diferentes dimensiones, aunque el tamaño promedio es de 30 mm. Claramente y si deseas unas bolas más pequeñas para iniciarte en esta práctica también las puedes encontrar, aunque lo recomendado en este caso es optar por aquellas que se presentan con una base rígida que facilita la inserción.

• En todo caso es necesario también considerar el peso de ellas. unos 30 g es lo habitual.

• Finalmente, la higiene es algo que no podemos olvidar. Siempre que las vayas a usar no dejes de limpiarlas y lo mismo al terminar. En el caso de desear usarlas en la vagina, primero has de hacer una adecuada limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*