Requisitos para una cuidadora de ancianos

Las cuidadoras de ancianos se encargan de atender las necesidades de las personas mayores, desde las físicas, cognitivas y hasta de compañía. Para saber si se trata de una profesional, esta debe cumplir con algunos requisitos para saber si es la indicada, además que debes tener en cuenta varios aspectos que puedan ayudarte a seleccionar la mejor cuidadora.

Características que deben cumplir una cuidadora

Como ya hemos mencionado, una cuidadora de ancianos debe encargarse de varias necesidades propias de la edad de sus pacientes, por lo tanto, se trata  de una profesión que requiere de ciertas capacidades que una persona sin experiencia no puede cumplir debidamente al no estar preparada.

Cuando contratas a esta profesional para que vaya a tu domicilio, debe presentar estas características propias de la profesión, ya que en caso de no tenerlas, la cuidadora no puede generar ese ambiente agradable que necesitan los adultos mayores para mejorar su calidad de vida.

Entre las características principales podemos mencionar:

1) Vocación

  • Sin ella es imposible que ofrezca un buen servicio de cuidado. El cuidar a un adulto mayor exige una gran cantidad de esfuerzo físico y psicológico por parte de la profesional.
  • Por lo tanto, si tiene vocación para hacerlo puede esforzarse lo suficiente para atender todas las necesidades del anciano, logrando así que su salud mejore en diferentes aspectos, tanto en lo físico como en lo social.

2) Trato cercano

  • El trato cercano y amigable con el anciano es fundamental para que ofrezcan un servicio de calidad. Para ello necesitan de empatía para comprender a la persona mayor que atienden, tratar sus demandas con tranquilidad y respeto.

manos cruzadas de una persona mayor que se esta sujetando el baston

  • La profesional cuidadora es capaz de ser amigable con el anciano y crear una relación, pero respetando siempre la individualidad e intimidad del paciente.

3) Servicial

  • La cuidadora debe estar siempre al servicio del paciente, esto quiere decir que debe atender en el menor tiempo posible las peticiones que realice y necesite.
  • Desde prepararles la comida, asearlos, hablar con ellos y resolver cualquier problemática que pueda tener y manteniendo en todo momento una actitud animada y positiva.

4) Inteligencia emocional

  • Una buena cuidadora debe controlar bien sus emociones para así ayudar también al paciente a gestionar las suyas.
  • Esto quiere decir que debe manejar bien situaciones de estrés, desánimo, frustraciones, impulsos y cualquier sentimiento negativo que pueda afectar el cuidado de la persona.

5) Comunicación

  • Los ancianos al pasar más tiempo en casa y dado que la familia deben atender sus tareas, como trabajar o estudiar, es posible que pasen más tiempo solos. En estos casos, la cuidadora debe ser capaz de mantener un flujo de comunicación efectivo con el paciente.
  • Hablar y escuchar es esencial para que el anciano pueda estimular su memoria, ayudarlo con la depresión y subirles el ánimo y la energía. Además, se crea una relación de confianza entre las dos partes, lo cual mejora la calidad del servicio.
  • Con estas cincos características, puedes saber realmente si una cuidadora es profesional en su trabajo, asegurando así la mejor atención para el adulto mayor dentro de tu hogar.

¿Cómo contratar a una cuidara?

Las características que hemos mencionado anteriormente son esenciales para saber si se trata de una buena cuidadora de ancianos. Sin embargo, hay otros aspectos que debes considerar al momento de contratarlas.

Define las necesidades

  • Antes de contratar estos servicios, es importante que conozcas las necesidades del adulto mayor que deben ser atendidas. Para ello debes saber si el paciente todavía mantiene algunas capacidades, cuál es su nivel de dependencia, sus valores personales, si requiere de una comida especial o algún medicamento en específico.
  • De igual manera, si buscas solo compañía o más cuidado para el anciano, como cocinar o limpiarlo, para lo cual necesitas una cuidadora capaz de responder a todas estas exigencias.
  • Y en caso que la persona tenga una enfermedad, física o mental, la cuidadora que elijas debe tener estudios respecto a esto para saber afrontar las diversas necesidades y problemas que esto presente.

2) Determina sus funciones

  • Por otro lado, ambas partes deben tener en claro las funciones que han de cumplirse durante el cuidado del adulto mayo La cuidadora por lo general cumple con tareas generales, como dar los medicamentos, acompañarlo, hablar con él, asearlo, usar técnicas para mejorar su vida personal y condición física, entre otros.
  • Es bueno que antes de firmar el contrato le indiques lo que necesitas para atender a la persona, no olvides que una cuidadora solo enfoca sus servicios al paciente, no se trata de una empleada doméstica.

3) Agencias especializadas

Hoy día tienes la oportunidad de contratar una de estos profesionales a través de agencias especializadas. Esto facilita aún más el trabajo de conseguir una cuidadora que cumpla con las características que indicamos más arriba.

Las agencias se encargan de preparar o contactar con profesionales, las cuales deben cumplir con ciertos requisitos para que sea recomendadas sus servicios. De esta manera, tienes la seguridad que solo contratas a expertas en el sector, incluso puedes conocer su experiencia, qué pacientes ha atendido, cuál es su preparación y toda la información que necesites para saber si es la indicada.

Si una cuidadora cumple con estos requisitos, tienes la garantía que el adulto mayor va a recibir el mejor trato posible, beneficiando así su vida, tanto en lo físico como en lo emocional al poder, ya que estas profesionales están preparadas para atender cualquier necesidad que tenga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*