¿Qué son los tatuajes japoneses?

Los tatuajes japoneses se caracterizan por contar con un aspecto especial, y es que aparte de mantener una gran vínculo entre la historia del tatuaje en general y el arte popular de la cultura oriental, lo cierto es que los diseños de tatuajes japoneses poseen un estilo claramente reconocible cuya esencia persiste inmutable a pesar de la evolución que ha experimentado con el paso de los años.

Y es precisamente por eso que los tatuajes orientales han llegado a convertirse en una verdadera fuente de inspiración no solo entre los tatuadores, sino también entre todas esas personas que desean llevar sobre su piel algún tatuaje de estilo japonés.

Pero qué son los tatuajes japoneses, a continuación trataremos de explicarlo de forma clara y sencilla.

Breve historia sobre los tatuajes japoneses

La clase de tattoos japoneses que se conocen actualmente comenzaron a desarrollarse durante el  periodo Edo (entre 1.600-1.868 d.C), y solían realizarse a través de una técnica denominada Irezumi.

La misma supone una técnica de tatuaje japonesa donde la tinta es inyectada debajo de la piel de manera manual, utilizando un palo junto a una aguja humedecida en tinta, al igual que haciendo uso de las manos a la hora de tatuar.

Esta técnica era empleada de modo manual hasta la creación de las máquinas de tatuar, sin embargo, en la actualidad aún existen tatuadores que se especializan en ella.

En cualquier caso, cabe decir que la misma fue desarrollada en el momento en que los carpinteros dedicados a tallar y trabajar las maderas comenzaron a usar las mismas herramientas para dibujar de igual manera sobre la piel.

Al hacerlo aplicaban una tinta común llamada Nara negro, que una vez debajo de la piel, adquiere un tono azul verdoso y no completamente negro.

Entre las ventajas principales de este estilo destaca el hecho de que logra ajustarse sin problemas a cualquier clase de diseño, al igual que a los tatuajes grandes o pequeños, para el costado, una manga o toda la espalda, etc., e incluso existe la posibilidad de escoger entre varios estilos en el diseño japonés.

Así, no solo está la opción del estilo más tradicional (el cual posee mayor demanda debido a su enorme significado), sino que además se puede apostar por líneas más minimalistas, o incluso por dibujos con un estilo de anime o manga.

Significado del tatuaje japonés

Los diseños de tatuajes japoneses suelen distinguirse por contar con ciertas características que los hacen bastante identificables.

Los tatuajes tradicionales japoneses consisten en una perfecta aplicación de las representaciones artísticas populares que se realizan en los diferentes formatos.

En este sentido, por ejemplo, al prestar atención al arte japonés tradicional, es posible ver que existen ciertas pautas asociadas tanto a las líneas como a la fluidez de los trazos, al igual que las composiciones y al uso de motivos naturales, combinados con una serie de figuras y colores, y dichos aspectos son reflejados de forma fiel a través de los tatuajes japoneses.

También es necesario señalar que los tattoos japoneses no solo se han considerado un tipo de arte ancestral e igualmente cultural, sino que además han sido denigrados hasta el punto de ser únicamente usados con el fin de marcar a los criminales.

Esto se debe a que después de recuperar su papel dentro de la cultura oriental, durante el año 1868 inició el reinado del emperador Meiji, el cual se enfocó en modernizar Japón con el propósito de hacer que se posicionara como una potencia mundial, y para lograrlo, buscando ofrecer una buena impresión y mantener una sociedad oriental con una imagen pulcra frente a Occidente, decidió prohibir los tatuajes, algo que terminó marginando a los tatuajes hasta la total clandestinidad.

No obstante, todos los siglos de evolución e historia de dicho arte no se perdieron, por lo que numerosos tatuadores siguieron tatuando de forma clandestina, sin importar el riesgo que implicaba para ellos y también para los tatuados.

Sin embargo, el paso de los años hizo que el arte del tatuaje japonés acabara convirtiéndose en algo completamente marginal dentro de la sociedad de Japón, vinculado con una práctica distintiva entre mafiosos y criminales, aunque numerosas personas de occidente decidían viajar al país para conseguir un tatuador que les hiciera una obra de arte.

Principales diseños de tatuajes japoneses

El tatuaje japonés destaca por enfocarse especialmente en ciertos motivos, elementos y composiciones que le ayudan a distinguirse; en este sentido, se puede decir entonces que entre los principales diseños de los tattoos orientales se encuentran los siguientes:

1.      Geishas

Las geishas forman parte del arte japonés tradicional, después de varios años de educación y aprendizaje, se encargaban tanto de entretener como de acompañar en fiestas, recitar poesía y/o cantar, aunque hoy en día esta tradición se mantiene, lo hace en una cantidad insignificante menor que durante los siglos XVII-XIX.

2.      Flores japonesas o flor de Loto

La flor de Loto, en Oriente, se caracteriza por simbolizar la pureza espiritual y suele ser bastante habitual entre los tatuajes japoneses, al igual que en los grabados y acuarelas orientales.

3.      Pez japonés o carpa Koi

Estos suelen ser usados con el fin de representar la buena suerte, y consisten en motivos bastante frecuentes en los tattoos orientales.

4.      Otros motivos usuales

Aparte de los mencionados previamente, los tatuajes tradicionales japoneses también suelen inspirarse frecuentemente en otros motivos, como por ejemplo, samuráis, Hannya o demonio japonés (máscaras japonesas), templos y casas japonesas, tigres y dragones, etc.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*