¿Por qué son importantes los bosques?

Los bosques se encuentra presente dentro de prácticamente cada uno de los continentes alrededor del mundo, representando un tercio de toda la superficie de la Tierra.

Teniendo esto en cuenta, no es de sorprender que los bosques sean esenciales dentro del desarrollo del planeta, dado que poseen suelos bastante fértiles y una inmensa diversidad de fauna, encontrándose compuestos por árboles que tienen la función de absorber el dióxido de carbono, liberar oxígeno y también de regular los flujos hídricos.

Por lo que sin duda podemos decir que nuestra supervivencia depende en gran medida de ellos, ya que nos proporcionan no solo el aire que respiramos, sino también la madera que usamos, etc.

¿A qué se debe la importancia que poseen los bosques?

Los bosques aparte de ofrecer hábitats para numerosos animales y también medios de subsistencia para los seres humanos, también destacan por proporcionar protección de cuencas hidrográficas, prevenir la erosión del suelo e incluso, mitigar el cambio climático, etc.

riachuelo en bosque

Sin embargo, aunque dependemos mucho de ellos, no nos preocupamos por cuidarlos. Por eso y con el fin de fomentar la conciencia sobre los bosques, a continuación señalamos varios motivos por los que los bosques son importantes y resulta preciso cuidarlos:

Ayudan a respirar

Los bosques se encargan de bombear el oxígeno que todos los seres vivos necesitamos para poder respirar, al mismo tiempo que absorben el dióxido de carbono emitido por los humanos.

Se considera que un árbol frondoso y maduro es capaz de generar el suministro de oxígeno diario para unas 10 personas.

Son hábitat de diversos animales y plantas

Los bosques y selvas tropicales demoraron alrededor de 60-100 millones de años en evolucionar y suele considerarse que se trata del ecosistema más complejo y antiguo del planeta Tierra, siendo habitad de más de 30 millones de especies tanto de animales como de plantas; lo cual representa un 50% de la fauna del planeta y al menos, 2/3 de sus especies vegetales.

Dado que la mayoría de los bosques tropicales se desarrollan en ambientes húmedos y cálidos, suelen tener una enorme diversidad de plantas; así, una sola hectárea de bosque tropical, de tierras bajas, podría contar con unos 1.000 árboles de aproximadamente 300 especies.

Todas estas plantas, al mismo tiempo sirven como refugio y alimento para numerosos animales.

Regulan el clima

Los bosques tropicales y selvas, tienen la capacidad de almacenar agua de la misma forma que lo haría una esponja de gran tamaño; en este sentido, se suelen considerar que, los bosques amazónicos son capaces de almacenar más del 50% del agua lluvia.

Además, cabe decir que los árboles de la selva se encargan de extraer el agua acumulada en el suelo del bosque, para después liberarla otra vez hacia la atmósfera como nubes y niebla.

Asimismo, se conoce que los árboles se encargan de absorber el dióxido de carbono presente en el ambiente, y nos ofrecen el oxígeno preciso para poder respirar cada día. Al quemarse los árboles del bosque, se libera dióxido de carbono, lo cual además de contaminar la atmósfera también promueve el calentamiento global.

Igualmente, hay que decir que la deforestación suele considerarse como el segundo propulsor del cambio climático (superando al sector del transporte a nivel global), causando aproximadamente un 18-25% de las emisiones de dióxido de carbono cada año a nivel mundial.

Ayudan a evitar la erosión

Contrario a lo que se podría pensar, el suelo de los bosques posee pocos nutrientes, dado que sus nutrientes suelen almacenarse en los numerosos árboles y plantas que crecen en ellos. Las raíces de los árboles se encargan de sostener la tierra, y su cubierta ayuda a proteger el suelo frente a las lluvias fuertes.

Al morir algún árbol y caer su tronco al suelo, el mismo se descompone y sus nutrientes son reciclados.

Al no tener protección, el suelo sencillamente suele ser arrasado a causa de las lluvias fuertes generando no solo obstrucciones, sino también inundaciones tanto en ríos como en tierras bajas.

Son fuentes de agua

Los bosques se encargan de proporcionar agua potable a aproximadamente más de un 33% de las principales ciudades a nivel global.

La calidad que posee este recurso, el cual es indispensable no solo para la salud, sino también para el desarrollo tanto rural como urbano, se encuentra relacionada directamente con la gestión forestal.

Albergan  a las poblaciones indígenas

Desde la antigüedad, numerosos indígenas han habitado en armonía junto a los bosques del mundo, dependiendo directamente de ellos para obtener no solo refugios y alimentos, sino también medicinas.

Sin embargo, en aquellos casos donde las petroleras y compañías de tala llegan a los bosques con el propósito de destruir grandes extensiones de ellos, suelen llevar enfermedades frente a las cuales los indígenas no son capaces de resistir, comprometiendo así su supervivencia.

Por lo general, estos pueblos se ven igualmente obligados dejar sus hogares, acudiendo a lugares desconocidos y, en muchos casos, muriendo durante el proceso.

Energía

Los bosques ofrecen alrededor del 40% del total de energía renovable que se consume a nivel global; de modo que sería preciso conseguir combustible vegetal de maneras mucho más sostenibles a fin de reducir el deterioro de la superficie forestal.

Estas son solo algunas de las razones por las que los bosques son tan importantes, pero existen muchas otras; de modo que resulta esencial que nos enfoquemos en cuidarlos para garantizar su bienestar y el nuestro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*