Ideas para reciclar materiales escolares

Entre los usos y el extravío, suele suceder que al final del año escolar nos encontramos con cantidad de materiales escolares que están incompletos, o algo gastados, y nuestra primera sensación es que éstos ya no sirven más.

Reciclar materiales escolares: hojas y apuntes.

En cuanto a las hojas escritas, apuntes, carpetas y cuadernos, tenemos varias alternativas a la hora de volver a aprovechar estos materiales.

En primer lugar, podemos hablar con otros padres que tengan hijos en años inferiores. Quizás a ellos les sirvan los apuntes como apoyo para que sus niños puedan estudiar.

También podemos rescatar cualquier hoja que no haya sido utilizada completamente y conservarla como papel de tipo borrador.

reciclarFinalmente, en todas las ciudades hay empresas que se dedican al reciclado de papel. Podemos acercarle un paquete con aquellas cosas que decidamos no conservar, y reciclarlas.

Reciclar materiales escolares: mochilas

Las mochilas normalmente tienen una vida útil prolongada. A veces pueden sufrir roturas, pero seguramente cerca de casa contemos con alguna modista o persona que se dedique a hacer remiendos de ropa. Podemos llevarle nuestra vieja mochila y que la deje como nueva por un módico precio.

Las mochilas viejas pueden servir como bolsos para ir a la piscina, para llevar juguetes cuando vamos de visita a lo de algún familiar o amigo o como bolso de viaje si vamos a hacer alguna excursión.

Otra alternativa es colgar la vieja mochila de una percha y ganar así un espacio extra para guardar calcetines, bufandas, guantes, gorros y ropa interior. Nos puede servir para ahorrar una gaveta del mueble.

También, si tenemos alguna mascota en casa, podemos rellenar la mochila de telas viejas, remover todas las cintas y broches, y armarle al animalito una cómoda cama o almohadón.

Reciclar materiales escolares: bolígrafos, marcadores y lápices

Por lo general, todos estos elementos tienen una vida útil más prolongada que la de un ciclo escolar. Podemos armar una caja, adornarla, y guardar allí estos elementos para que nuestros hijos los usen cuando quieran dibujar.

Reciclar materiales escolares: crayones

¿Sabías que los crayones de cera se pueden fundir y volver a utilizar? Y no sólo eso, existe en Estados Unidos una fundación de beneficencia que se encarga, precisamente, de reciclar crayones.

Se trata de The Crayon Initiative, y es un movimiento fundado por Bryan Ware, un empresario muy ligado al arte que notó que en muchos restaurantes a los que iba con su familia les daban a los niños crayones para jugar.

Por supuesto que los crayones no eran completamente utilizados en el transcurso de una cena, así que este hombre preguntó al personal del establecimiento qué hacían con los crayones usados, descubriendo que estos eran desechados.

Fue entonces cuando fundó The Crayon Initiative, un movimiento que se encarga de recoger crayones usados de restaurantes, colegios y casas particulares, para fundirlos y reciclarlos.

Estos crayones reciclados son enviados a los hospitales de toda California de manera gratuita, para que los niños puedan realizar una actividad artística mientras se recuperan.

Iniciativas similares a esta se están multiplicando por todo el mundo, así que probablemente ya exista una en tu país o en tu comunidad.

Y si no, ¡bien puedes comenzarla tú!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*