Dioses nórdicos más importantes

De todas las mitologías que cuentan con una mayor popularidad alrededor del mundo, se podría decir que los dioses nórdicos cuentan, tal vez, con uno de los orígenes más imprecisos.

Y es que sus conocimientos primarios, los cuales parten de una variedad tanto de tradiciones orales como de cuentos locales, se concibieron no solo dentro de la Germania precristiana antigua, sino también durante la Escandinavia medieval temprana.

Esto puede causar que pese a su popularidad, no todos conozcan cuáles son los dioses más destacados; por eso, aquí estaremos hablando sobre los dioses nórdicos más importantes.

¿Cuáles son los dioses nórdicos de mayor importancia?

Entre los principales ejemplos de esa influencia medieval dentro de la mitología nórdica, destaca la narrativa de la Guerra Æsir-Vanir, donde 2 distintos panteones (el de las tribus Vanir y Æsir de los dioses nórdicos) llegan a unificarse dentro de un particular ámbito literario.

Dicho esto, a continuación estaremos señalando entonces cuáles son los dioses nórdicos más importantes que existen dentro de esta mitología:

Odín

Probablemente, Odin es conocido por ser el dios nórdico más enigmático y respetado, el cuál destaca por ser el rey de la tribu Æsir.

Siempre ha sobresalido dentro del panteón que compone a la mitología germánica, algo que se refleja en la obra de finales del siglo I creada por Tácito, en la que Odín se presenta como el equivalente de Mercurio, dios romano.

Debido a su mítica sobre el marco cultural del pueblo germánico, este dios se encuentra relacionado con diversas particularidades, entre los cuales se incluyen tanto sabiduría, realeza y curación, como frenesí, hechicería y muerte.

Thor

Tal vez el dios nórdico más popular, Thor es conocido por ser el dios del trueno, quien con su gran poder y cualidades bulliciosas es la personificación del guerrero, al cual le fue otorgado un elevado estatus dentro de la antigua sociedad germánica, al igual que durante el inicio de la época medieval.

Su aspecto físico se caracteriza tanto por su barba como por sus ojos rojos; se considera que es el fiel y leal defensor de la fortaleza de Æsir en Asgard, por lo cual también se le conoce como guardián del cosmos.

Balder

Balder o Baldur, conocido como el dios tanto de la pureza como de la luz, es medio hermano de Thor, el hijo menor de Odín y Frigga; se caracteriza por ser un ser divino sabio, hermoso y lleno de gracia, con tal belleza que logra humillar a las flores frente a él.

Tyr

Tyr es el dios de la gloria heroica y la guerra. Se distingue por ser el más valiente, y aunque se encuentra relacionado a las guerras, sobre todo a las formalidades del conflicto y los tratados, cuenta con orígenes muy enigmáticos, ya que se encuentra, probablemente, entre los dioses antiguos y destacados del antiguo panteón germánico.

Frigga

Probablemente se trata de la diosa nórdica más importante en su panteón, consiste en la diosa del cielo y Reina del Æsir, y destaca por ser la esposa de Odín.

Debido a que posee el poder de presciencia, normalmente se le relaciona no solo con la fertilidad y la maternidad, sino también con el matrimonio, el hogar y con las cuestiones domésticas.

Bragi

Bragi (lo que básicamente, en nórdico antiguo, quiere decir “poeta”), destaca por ser la deidad esquáldica de la poesía y de los bardos dentro de la mitología nórdica.

Se caracteriza por su sabiduría, especialmente por su fluidez al hablar y su gran don de palabras.

Hijo de Odín, junto a la gigante llamada Gunlo, se caracteriza por ser quien se encarga de conceder la copa de bienvenida en el Valhalla a todos los recién llegados, al igual que de acogerlos a través de palabras amables.

De la misma forma, es Bragi quien ameniza el Valhalla al encargarse de recitar versos.

Loki

Hijo de Laufey y Farbauti, un par de gigantes, y hermanos tanto de Býleistr como de Helblindi, Loki se caracteriza por considerarse como el origen del fraude.

Con una naturaleza compleja, y siendo todo un maestro del engaño, este dios nórdico destaca por ser una imagen de maldad, sobre todo sugerida y no tanto real, que se considera como una especie de estafador en medio de los dioses gracias a su gran inteligencia.

De la misma forma, es conocido por ser un experto en cuanto a cambiar de forma.

Heimdall

Hijo de Odín junto a 9 mujeres gigantes que se encargaron de nutrirlo mediante la sangre de jabalí, Heimdall cuenta con no solo con una aguda vista, sino también con un oído muy fino y tiene la capacidad de mantenerse despierto durante varios días.

Posee una percepción tan asombrosa que es capaz de oír cómo la hierba crece, motivo por el cual también se conoce como el guardián tanto de la morada de los dioses, como de Asgard e incluso del Bifrost (un arcoíris que funciona como puente de acceso).

Ymir

Destaca por ser el dios cuya sangre dio origen tanto a los mares como a los lagos. Ymir, igualmente conocido como Aurgelmir por los gigantes, se caracteriza por ser quien fundó la raza de los gigantes, por lo que posee una especial importancia dentro de la mitología nórdica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*