Consejos para tener un blanco más bonito en los dientes

Una dentadura sana resulta un aspecto esencial para poder disfrutar de una buena salud general, al igual que para lucir dientes atractivos y blancos.

Durante el transcurso del día, suele ser común que nuestra dentadura se encuentre en contacto constante con numerosos componentes y sustancias que podrían terminar afectando y oscureciendo el esmalte natural de los dientes, al no proporcionarles la higiene apropiada y necesaria para hacer frente a la placa bacteriana y prevenir el desarrollo de problemas bucodentales.

En cualquier caso, tener dientes más blancos se trata de algo que cualquier persona puede lograr sin necesidad de gastar una gran cantidad de dinero, debido a que hay numerosas alternativas que ayudan a conseguir una sonrisa radiante.

En este sentido, a través de este artículo, estaremos presentando varios consejos para tener un blanco más bonito en los dientes.

Recomendaciones para disfrutar de dientes más blancos y bonito

Con el fin de lograr que los dientes se mantengan blancos, atractivos y limpios, no solo es necesario cepillarlos 3 veces diarias usando un cepillo apropiado y después un enjuague bucal, sino que además resulta preciso visitar a un dentista de forma periódica para hacerse limpiezas bucales. Dichas limpiezas resulta fundamentales para poder disfrutar de una boca sana y poder tener dientes más sanos, blancos y bonitos.

Aparte de lo anterior, también es posible seguir algunos consejos para tener un blanco más bonito en los dientes, como los que presentamos a continuación:

Optar por un blanqueamiento profesional

Para terminar, además de tener en cuenta cada uno de los consejos anteriores, también es muy recomendable realizarse un blanqueamiento profesional con algún especialista dental. Te recomendamos a Clínica Puyuelo, su clinica dental barcelona ofrece grandes garantías para tratamientos de salud bucodental.

Esto supone un procedimiento, simple, rápido y seguro, el cual tiene que ser realizado durante una consulta dental y bajo supervisión.

Usar productos con efecto blanqueador

Dentro del mercado se pueden encontrar diversos productos de este tipo, incluyendo pastas dentífricas y colutorios, que destacan por contar con una fórmula que incluye componentes específicos (fluoruro o peróxido) los cuales actúan sobre el esmalte dental fomentando su blanqueamiento y previniendo que cambien su coloración natural.

Kits de blanqueamiento dental

Existen igualmente productos específicos que se pueden usar dentro de casa por un tiempo específico.

Kits de blanqueamiento dental

En este caso, al adquirir kits de blanqueamiento dental, es importante asegurarse de escoger el más apropiado según las necesidades individuales que se puedan tener, y seguir siempre las instrucciones del fabricante.

En cualquier caso, al usarlos, hay que tener presente que los resultados suelen variar dependiendo del tono que pueda tener el esmalte dental, de modo que podrían ser bastante diferentes en cada persona.

Tiras blanqueadoras

Las tiras blanqueadoras también son una gran opción para tener un blanco más bonito en los dientes.

Como su nombre indica, consisten en tiras flexibles y delgadas, las cuales se encuentran recubiertas con un gel blanqueador; las mismas tienen que ser colocadas por igual en las piezas dentales superiores y en las inferiores, siendo muy útilies para combatir las manchas difíciles que sueles aparecer debajo de los dientes.

Agua oxigenada

Para tener unos dientes más blancos se podría recurrir también al uso de agua oxigenada. En este caso, luego del cepillado será preciso utilizar un poco de agua oxigenada para enjuagar los dientes, antes de aclarar bien la boca con agua.

Hay que señalar que con el fin de evitar afectar el esmalte dental, lo más recomendable es ser cuidadoso y no usar esta alternativa de forma frecuente.

Bicarbonato de sodio

Otra alternativa natural y casera para lograr un blanco más atractivo en los dientes, se trata de lavarlos con bicarbonato de sodio.

El mismo suele ser un componente que se encuentra presente en la composición de la mayor parte de pastas dentales del mercado, de modo que no resulta extraño usarlo como complemento.

bicarbonato en cuenco

Sin embargo, de la misma forma que con el agua oxigenada, lo mejor será evitar usarlo de forma excesiva para evitar posibles daños.

Evita alimentos con colorantes

Lo más recomendable es no consumir alimentos con colorante alimenticios y/o artificiales, por ejemplo, paella, helados de colores, gominolas e incluso también distintas especies incluyendo la cúrcuma.

Igualmente, conviene evitar consumir de forma controlada, vegetales como las espinacas y la lombarda, debido a que contienen sustancias capaces de alterar el esmalte dental. Manteniendo una buena higiene bucodental después de consumirlos.

Evitar el café y/o el té

Sobre todo, se recomienda evitar el consumo del té rojo y negro, debido a que al igual que el café, tiñen en gran medida el esmalte de los dientes.

Pero en caso de consumirlos, lo mejor será asegurarse de cepillarse justo después de hacerlo.

¿Por qué los dientes se ponen amarillos?

Con el paso de los años, suele ser común que los dientes se oscurezcan de forma prácticamente imperceptible, y en la mayor parte de los casos se debe a las siguientes razones:

  • Inapropiado cepillado dental: Cepillarse mal los dientes o hacerlo de forma ocasional, permite la acumulación de sarro alrededor de los dientes, causando un tono amarillento en los mismos.
  • Consumo de café, refrescos, té negro y/o salsas: Cada una de estas bebidas y alimentos, debido a sus componentes, causan que el esmalte de los dientes se debilite, lo cual da lugar a que los cromógenos (bacterias que producen coloraciones) se alojen con facilidad alrededor de las piezas dentales.
  • Fumar: El tabaco suele oscurecer considerablemente la dentadura como consecuencia del contacto continuo entre los dientes y los componentes tóxicos contenidos en el mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*